lunes, 7 de octubre de 2013

Contaminación cruzada

Contaminación cruzada: es el proceso por el cual los alimentos entran en contacto con sustancias ajenas, generalmente dañinas para la salud como, por ejemplo, bacterias. En nuestro caso, además de esas sustancias, debemos cuidarnos del gluten, una pequeña bomba de tiempo para nuestro intestino.



Existen dos tipos de contaminación cruzada:

1.- Contaminación cruzada directa: cuando un alimento entra en contacto directo con un alimento contaminado. Por ej: cuando ponemos nuestro pan en la panera donde todos ponen su pan con gluten. 



2.- Contaminación cruzada indirecta: cuando un alimento limpio entra en contacto con una superficie que anteriormente tocó un alimento contaminado. Este tipo de contaminación es muy frecuente y difícil de controlar, especialmente por las empresas. Por ej: revolver la comida con una cuchara que antes revolvió comida con gluten. Es por eso que muchos alimentos que a simple vista parecen libres de gluten, como por ej. las papas fritas (elaboradas de papa, libre de gluten) que son elaboradas en fábricas donde las máquinas procesan anteriormente alimentos con gluten como "ramitas" u otros, hacen que no podemos consumirlas.



Para evitar todo esto, lo ideal es limpiar muy bien las superficies en las que cocinaremos nuestros alimentos libres de gluten, puesto que es probable que algún familiar haya utilizado anteriormente esa misma superficie para cortar o hacer algún alimento con gluten. Con un buen pañito con lavalozas y cloro es suficiente:


También sería óptimo que para los celíacos en la casa hubiesen utensilios exclusivos para el uso y manipulación de sus alimentos libres de gluten, guardarlos en lugares diferentes al resto de la familia y para no confundirlos, qué mejor que marcarlos:



Cuídate de la contaminación cruzada!

La Celiaquilla.-

4 comentarios:

Ivette dijo...

Hola!
Encontré tu blog porque Bar Italia lo publicó en Facebook, está muy bueno! Felicitaciones, sirve mucho para dar a conocer la enfermedad (es lo que más se necesita).
Mi pololo es celiaco y lo acompaño como si lo fuera también xD
Saludos!

Catalina Mesic dijo...

Muchas gracias Ivette! Que bueno que te gustó, esa era mi idea :D
Te entiendo perfectamente con tu "celiaquía por añadidura" jaja, a mi pololo le pasa igual muchas veces jijuju.

Recuerda con tu pololo seguirme por Facebook.com/LaCeliaquilla para estar al tanto de las actualizaciones :)

Un abrazo.

medicoypaciente.com dijo...

Muy interesante, y me parece una idea excelente compartir este blog porque las personas que no son celiacas, a veces, no entienden nuestro comportamiento cuando no queremos comer productos que, en teoría, están libres de gluten.

Catalina Mesic dijo...

Así es, muchas veces entender este tema puede ser difícil, por lo invisible que se ve y hasta sentir en algunas personas!
Muchas gracias por tu comentario. Saludos :)